miércoles, 17 de diciembre de 2014

Estreno de Outlander en la Comic Con de San Diego.

¿Es Outlander la respuesta de Starz a Juego de Tronos? Estreno de la nueva serie en la Comic-Con de San Diego.


Como es habitual, la Comic-Con fue testigo de varios grandes estrenos este año, uno de los cuales fue la tan esperada nueva serie Outlander. Esta nueva aventura, de Starz, es una adaptación de la primera novela de una saga de ocho libros del mismo nombre, escritos por Diana Gabaldon. Publicado en más de 30 países, ha vendido 25 millones de copias alrededor del mundo, y la serie ya tiene una gran base de fans que venía pidiendo desde hace tiempo que la historia fuera llevada a la pantalla. Para establecer una comparación, USA TODAY informa que en julio de 2011 (dos meses después de que HBO emitiera por primera vez Juego de Tronoes) sólo se habían vendido 8,5 millones de copias de la serie Canción de hielo y fuego, de George R.R. Martin.

Mientras la producción de Outlander se ha paralizado durante años en intentos de hacer una película, la mayoría de los fans estaban de acuerdo desde el principio en que la historia era demasiado detallada y compleja para encarnarse en sólo dos horas; cada libro tiene 1000 páginas o más.

Afortunadamente para los fans, el productor ejecutivo Ron D. Moore (Star Trek, Battlestar Gallactica, Helix) acordó y decidió realizar una serie; finalmente la producción se llevó a cabo con Starz, una cadena que puede manejarse con la gran cantidad de violencia, sexo y madurez en los diálogos que colorea la historia.

La historia comienza en la Escocia de 1940 y hace a la enfermera casada de la Segunda Guerra Mundial Claire Beauchamp Randall (Caitriona Balfe) viajar 200 años en el pasado, a una época violenta que finalmente la conducirá [SPOILER a la sangrienta batalla de Culloden [FIN DEL SPOILER]. Un personaje fuerte y muy inteligente equipado con conocimientos modernos, Claire se ve envuelta en una serie de peligrosos escenarios, dado el período de tiempo, mientras intenta encontrar su camino de vuelta al siglo XX y a los brazos del esposo que dejó atrás, Frank (Tobias Menzies). La historia evoluciona rápidamente y se vuelve más compleja, debido a la aparición de Jamie Fraser Sam Heughan), un guapo (por supuesto) guerrero highlander escocés con un gran sentido del honor, que se convierte en su único aliado de verdad, fundamentalmente gracias a sus propios secretos y su sentido de la lealtad, por no mencionar el inevitable lazo romántico que empieza a unirlos.

Sam Heughan, Caitriona Balfe y Tobias Menzies, e la alfombra roja/tartán de la premiere. Photo Credit. 

Outlander se estrenó en la segunda noche de la Comic-Con en el histórico Spreckels Theatre, que se transformó parcialmente para replicar las Highlands escocesas, incluso con piedras erguidas (que están directamente ligadas al medio para viajar en el tiempo de la historia) y varios elegantes Highlanders con kilt para recibir a los invitados, que habían hecho cola entusiasmados desde primeras horas del día con la esperanza de conseguir un asiento en el evento. Aquellos que tuvieron la suerte de asegurarse una entrada hicieron cola felizmente una vez más, vestidos con el atuendo apropiado de un cosplay del siglo XVIII en la alfombra roja (esto es la Comic-Con, después de todo) o con chanclas y vaqueros (esto es también San Diego, por si lo habíais olvidado). Las fans repartían guirnaldas hechas a mano para hacer las veces de bolsas para la hiperventilación, por si alguna de las fans más duras pudiera desvanecerse al ver por primera vez a Sam Heughan. Afortunadamente nadie se desmayó, pero el público estallaba en grandes aplausos cada vez que cualquiera de los actores entraba en el teatro.

El evento principal arrancó con una bienvenida y el compositor de la serie, Bear McCreary, obsequió al público con una muestra de la música de la serie, desvelando finalmente la canción de Claire y Jamie, que indudablemente escucharemos muchas veces de una forma u otra a lo largo de la temporada. Tras el estreno de la serie, Ron Moore, Diana Gabaldon, Caitriona Balfe, Sam Heughan, Tobias Menzies (Frank/Black Jack Randall), Lotte Verbeek (Geillis Duncan) y Graham McTavish (Dougal MacKenzie) se sentaron para una ronda de preguntas y respuestas. Durante el panel, Moore recalcó su deseo de mantener la adaptación a la pantalla lo más cercana posible a los libros y se puede decir que el primer episodio lo hizo. Aunque hubo algunas breves escenas añadidas y se prescindió de algunos detalles, en líneas generales el tono del libro, los puntos relevantes y la imaginería creada por Gabaldon se mantuvieron intactos y los elementos añadidos parecían justificados para expresar de una manera rápida lo que implicó muchas páginas escritas. La única omisión notoria fue probablemente la ausencia del pequeño Roger [MacKenzie] Wakefield, [SPOILER] un personaje que será muy importante más tarde, suponiendo que la serie continúe rodándose [FIN DEL SPOILER].

A pesar de este cambio en particular, cada uno de los aspectos parece haber sido pensado con gran detalle y también parece que los fans pueden estar tranquilos con respecto a sus grandes esperanzas de que la versión para la pantalla de Outlander se mantenga fiel a los libros; después de todo, sería un gran error hacer enfadar a 25 millones de fans consolidadas clamando por suscribirse a Starz. La decisión de incluir una voz en off fue muy valiente (y acertada en nuestra opinión), y Moore explicó la elección durante el panel. Según Moore, “responde a dos propósitos, uno es un propósito práctico, ella no tiene nadie con quien hablar, no hay nadie que sepa cuál es su viaje… la voz en off te permite de alguna manera conectar con ella y básicamente compartir un secreto con la audiencia… y el segundo es simplemente una elección creativa porque realmente ya no se hace… una manera de diferenciar la serie”. Considerando que el libro está narrado en primera persona, los lectores que sintonicen la serie probablemente sentirán una fuerte familiaridad con la experiencia de la lectura, ya que están acostumbrados a escuchar el diálogo interno de Claire a lo largo de la serie. Otra llamada creativa llegó con la decisión de no subtitular la parte hablada en gaélico, que Moore justificó de nuevo para mantener al perspectiva en primera persona.

El reparto principal de actores, antes de entrar a la premiere de Outlander en San Diego. Photo Credit.

También parece acertado el conjunto del casting, que ha sido siempre un punto álgido para los ávidos fans, que llevan discutiendo desde hace años quien interpretaría los principales personajes (el primer libro se publicó en 1991; el octavo acaba de publicarse en junio). Si alguno de los espectadores albergaba alguna duda sobre si Sam y Caitriona podrían encarnar o no a Jamie y Claire, pueden estar tranquilos. La química entre ellos es evidente, incluso fuera de la pantalla. Y aunque sólo se ha estrenado el primer episodio, Caitriona parece haber captado perfectamente la “cara como un libro abierto” de Claire, un rostro casi incapaz de esconder las emociones. En lo que respecta a la interpretación de Heughan como Fraser, naturalmente su aparición en pantalla provocó aplausos y aclamaciones; hasta ahora, parece haber encajado bien en el papel. Graham McTavish (Dougal) comentó durante el panel que “Sam es muy modesto, pero es Jamie. Lo es. Es un hombre absolutamente decente, atento y agradable y lo digo muy en serio. Es exactamente lo que veis, es un buen tío. Sólo quería decirlo”. Lo que más que probablemente se sumará al embeleso que afecta a las fans.

1 comentario:

  1. Menudo vicio de serie. Deseando que llegue ya el 4 de abril :)

    ResponderEliminar

¿Quieres comentar algo? :)