lunes, 27 de marzo de 2017

Consejos para viajar por Escocia, la tierra de Outlander.

Como ya sabéis, y si no, os lo comento, desde el blog vamos a lanzar una serie de entradas en las que seguidoras (y seguidores, si alguno se anima) de la serie Outlander, nos cuenten su experiencia viajando por Escocia. Hay mucha gente que quiere ir, pero no sabe por dónde empezar, qué puede ver, etc. Así que seguro que toda esta información les puede resultar útil.

Si en una entrada anterior, @Sassenachlife nos contaba su viaje, esta vez, desde un punto de vista más personal y no tan apegado a la serie, tenemos el relato de Cecilia (@cfernandez34), que amablemente ha querido compartir con todos nosotros:

En realidad fui hace unos años, donde todavía el tema de Internet y redes sociales no estaban tan desarrollados como hoy. O sea que mucha información la busqué en folletos turísticos desde Londres o en los centros de información turística de las distintas ciudades (siempre dan muy buena información y muy completa, jamás salgo sin un mapa). Hoy por supuesto la oferta de información cambió radicalmente y siempre sugiero planificar bien desde casa, con buena anticipación, para ahorrar tiempo y dinero, y tener mayor rango de posibilidades de elección. Hoy en día mi buscador favorito es TripAdvisor porque puedo ver las fotos de los lugares, los alojamientos y las opiniones de los usuarios que me sirven

Aclaro que viajé sola y en verano, y como no manejo tuve que moverme en transporte público. Sugiero especial armado del itinerario si se va en temporada alta.

Viajé a Escocia desde Londres en autobús hasta Blair Athol, un lugar muy tranquilo y hermoso, y me alojé en un pequeño Bed and Breakfast cerca de la estación de trenes. Desde allí y dado que la línea ferroviaria es muy extensa, limpia y puntual, hice pivote para el resto de las ciudades. Blair Athol tiene un castillo muy lindo que se puede visitar y un paisaje montañoso precioso para hacer senderismo, pero es un lugar netamente para descansar y estar en contacto con la naturaleza.

Castillo de Blair. Foto.
Para visitar el resto del país, me movía en tren hasta Perth, que tiene una excelente conexión, y de allí fui en distintos días a Edimburgo, Glasgow, Inverness, Stirling, Pitlochry y Aberdeen. En cada ciudad me quedaba lo máximo que las conexiones de trenes me permitían. En las ciudades que pude, como Edimburgo, Glasgow y Stirling tomé los bus turísticos, que es una forma que me gusta mucho para ver un pantallazo de los puntos más importantes de cada ciudad. Si hoy pudiese volver me alojaría sin dudas en Edimburgo y desde allí visitaría el resto de las ciudades, si fuese con auto mejor, pero la falta de planificación y la temporada alta hicieron que solo pudiese conseguir alojamiento en Blair Athol, con los medios que yo tenía en ese momento. No reniego de la experiencia, que fue de todas formas maravillosas, pero hoy haría ese cambio.

Para ver las atracciones principales de cada lugar, sin dudas hay que consultar en Internet. Y estar atentos porque cuando uno va con un presupuesto ajustado, hay ofertas en entradas a los sitios que es muy interesante.

Si las ciudades cuentan con algún castillo, como Edimburgo o Stirling, sugiero visitarlos sin dudas. Stirling cuenta además con el paseo a la torre de William Wallace que personalmente me encantó.
Edimburgo es una ciudad fascinante para caminar, sobre todo por la Milla Real, en el corazón del casco antiguo y perderse por sus calles.

La torre de William Wallace. Foto.
Recomiendo ir a alguna destilería de whisky (yo fui a la de Pitlochry) porque el proceso es fascinante y además normalmente está seguido de una degustación (solo para valientes). También se pueden comprar los productos. En realidad, hay negocios de venta bebidas por todos lados, incluso se pueden comprar miniaturas a precios muy convenientes para quienes quieran probar las diferentes variedades que son muchas y no sobrecargarse del peso de las botellas.

Los escoceses me recibieron cálidamente, tienen un sentido del humor particular.

Con respecto al clima, fui como mencioné en verano, muy variable, tuve días nublados y de sol, de lluvia y frío intenso. Siempre sugiero ropa cómoda y un rompevientos.

En relación a la comida, tomaba el desayuno en el alojamiento y me llevaba preparada alguna vianda o comía algo ligero en cada ciudad, ya que no me gusta demasiado parar mucho tiempo para comer. Hoy tal vez alternaría un poco entre la vianda y los restaurantes o pubs.

Permaneced atentos a la siguiente entrega de las aventuras y consejos de las intrépidas viajeras a tierras escocesas y los lugares de rodaje la serie. Próximanente, en el blog :)


Para estar informado al minuto de todo lo que sucede en el mundo Outlander, no te olvides de seguir a @OutlanderSpain, el Twitter del blog.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Quieres comentar algo? :)