martes, 10 de mayo de 2016

Stanley Weber y Lionel Lingelser hablan de cómo es ser parte de Outlander.

O lo que es lo mismo, de un fenómeno televisivo, como en el que se ha convertido la serie de la cadena Starz. Y lo cuentan en esta entrevista con el Herald Scotland.

Traducido por @Elena


Apenas Jaime y Claire han puesto un pie en tierra francesa, cuando una inquietante secuencia de sucesos les hace conocer al que se convertirá en su enemigo declarado. Weber, nacido en París, quien en 2013 fue el protagonista de la comedia romántica “Not another happy ending” junto con la estrella de “Doctor Who” Karen Gillian, arquea una ceja con picardía cuando se le pregunta si fue divertido hacer de villano.

Stanley Weber es el Conde.
“Bueno, es un villano para ellos” dice con cara de póquer, refiriéndose a Jamie y Clarie. “No sé cuánto puedo revelar acerca de la historia, pero la verdad es que ellos ponen patas arriba su negocio. Él tiene un barco con vino, y Claire lo arruina todo."

“En lo que a mi respecta no soy un villano, solo estoy intentando vengarme. Estoy en lo alto de la Corte, intentando acercarme al Rey y esta extraña pareja pululando alrededor es una mala noticia para mi.”

Al otro lado de la mesa, Lingelser juega con los anillos de sus dedos, disculpándose tímidamente por su inglés, mientras se prepara para hablar. El actor de 32 años ha hecho claramente sus deberes, sin embargo, y habla sabiamente del matrimonio de Luis XV con María Leszczynska, sus múltiples amantes y su apodo como “el bienamado”.

Mientras se contiene para permitir a Weber, de 29 años, hacer la mayor parte de la entrevista, Lingelser muestra su madera de excelente cómico. Resulta que Weber hizo primero una prueba para el papel de Luis XV, antes de ser seleccionado más tarde como el Conde de St.Germain. Junto a él, Lingelser, muestra una sonrisa maliciosa. “Pero cuando ella (la directora de casting) me vió, dijo: “Lo siento… este es el Rey, “ dice haciendo una mueca con timidez para dar un efecto dramático.

Lionel Lingelser es el Rey.
Incluso antes de que el show se estrenase, la pareja tuvo una muestra de lo leales que pueden ser los fans de Outlander. “Si, mi hermana me rogó que le consiguiera una foto de Sam….” Dice Weber con una sonrisa.“Yo no estaba demasiado en las redes sociales y tenía a alguien ocupándose de ello,” añade. “Cuando las noticias sobre el reparto comenzaron, él (el chico encargado de sus redes sociales) me llamó y dijo: “Colega, tu Twiter se ha vuelto loco”. Me ha divertido ver gente comentando y la mayoría de forma favorable hasta ahora”.

Según Weber, los recién llegados rápidamente han conectado con el reparto ya existente. “Hay un gran ambiente y un equipo increíble,” dice. “Cuando llegas a una segunda temporada, no conoces a nadie, y te presentas en medio de una gran familia que ha estado junta durante seis o siete meses. Nunca sabes cómo van a comportarse contigo los actores principales. Siempre es un poco estresante.”

“El día que llegué, la primera persona que conocí fue a Cait, que me abordó directamente, se presentó y fue absolutamente encantadora. Estaba sonriente y risueña. Ese día rodé una escena con ella y Sam. Nos divertimos mucho y me presentaron a todo el mundo. Fue absolutamente genial.”

Es un sentimiento compartido por Lingelser. “Mi primer día fue en el jardín del Castillo de Drummond (utilizado en algunas de las escenas de Versalles) con los tres personajes principales: Tobias (Menzies), Sam y Caitriona. Me quedé muy impresionado. Había visto toda la primera temporada y me encantó.”

De izda-dcha: David (chófer), Stanley, Lionel y Sam Heughan tras un rodaje. Source: DavidA.Stewart

El Conde de St.Germain no lleva muy bien la llegada de Jaime y Claire. ¿Cómo piensa Weber que la gente va a responder ante su dramático personaje, que va a sacudir su mundo con sus maneras diabólicas?

“Trato de no pensar mucho en eso,“ reflexiona. “Si empiezas a pensar en ello, entonces tal vez trates de hacer a tu personaje simpático y no es lo que me interesa. Es sorprendente la cantidad de gente que ama a Jamie y Claire, porque su química es genial y conmovedora. Me di cuenta desde el primer día, que la pareja funcionaba tan bien porque son amigos íntimos y han estado trabajando juntos y muy duro durante mucho tiempo. Es agradable ver a una pareja de la televisión que tiene los pies en la tierra y que trabaja tanto para hacerlo creíble. Es la química que quieres ver.”


Para estar informado al minuto de todo lo que sucede en el mundo Outlander, no te olvides de seguir a @OutlanderSpain, el Twitter del blog :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Quieres comentar algo? :)