jueves, 12 de mayo de 2016

Las estrellas de Outlander hablan del giro inesperado en la historia.

Después de que el episodio 204 nos dejara la cena más ajetreada de la historia de la televisión, el episodio 205 de Outlander trata principalmente del control de daños – Claire (Caitriona Balfe) intenta consolar a su amiga Mary Hawkins (Rosie Day) después de su violación, pero nuestra heroína emplea también tácticas algo turbias para garantizar la seguridad del que fue, y será en el futuro, su marido Frank (Tobias Menzies).

Traducido por M.Carmen.


Primero, Claire intenta convencer al pretendiente de Mary, Alex Randall (Laurence Dobiesz) de que evite una relación con ella, de modo que despeje el camino y así Mary se case algún día con el sádico hermano de Alex, Jack (Menzies) – antepasado directo de Frank. Y más tarde, después del inesperado encuentro de Claire y Jamie (Sam Heughan) con el mismísimo Jack en Versalles, Claire intenta persuadir a su marido de que perdone la vida de Jack, puesto que si Jamie se venga de su violador y mata a Jack en un duelo, Frank nunca nacerá.

Claire y Frank repasando el árbol genealógico de este. Source.

Naturalmente, Jamie no reacciona bien a la petición de Claire – particularmente porque ella lo expone como una transacción: Le ha salvado la vida a Jamie en el pasado, así que Jamie le debe una vida, y reclama esa deuda por Frank. Es un momento doloroso y con gran impacto emocional, con Jamie sintiéndose claramente traicionado por el ultimátum de su mujer, especialmente porque que la posibilidad de matar a Jack había renovado su determinación en los dos últimos episodios, ofreciéndole una oportunidad de clausura después de ser acosado por la tortura física y psicológica que sufrió a manos de Jack en la primera temporada.

El protagonista Sam Heughan comenta a Variety que la pelea de Claire y Jamie es “indicativa de la segunda temporada y de su relación en este momento – es complicado, y todo lo que hacen tiene una consecuencia en el tiempo y en la historia. La segunda temporada trata sobre el tiempo y este punto finito que tienen que parar, y cuanto más cerca están de conseguirlo, hay más presión para ellos y su relación.”

“Es la olla a presión que se está formando desde el primer episodio; Siguen intentando volver el uno al otro, siguen intentando permanecer en el mismo equipo, pero no están lidiando con el tema fundamental – que es que Claire se siente abandonada, él se siente incomprendido y solo, también ella, y son dos personas que a través de una falta de comunicación, están en su propio mundo”

Uno de los pocos momentos de paz de Jamie y Claire en la T2 de Outlander. Source.

Balfe está de acuerdo. “Claire le ha pedido algo descabellado, y como dice Jamie, es demasiado y ella se da cuenta, pero guarda un lugar sagrado en su corazón para Frank y se siente fuerte para tratar de protegerle, así que es algo bueno.”

Sobre el ultimátum de Claire, Heughan dice, “el hecho de que ella le pida hacer tal cosa realmente es una prueba para él y en el momento en el que parece que Jamie tiene un nuevo aliciente en su vida, está atrapado de nuevo, atrapado por sus actos. Lo que tiene consecuencias nefastas más adelante.”

Ese conflicto aporta un campo fértil para los próximos episodios, especialmente ahora que Black Jack está de vuelta – si bien, ha cambiado ligeramente.

“Quería ser un Jack diferente, alguien algo menos seguro como resultado de las heridas del final de la temporada pasada con el ganado – aunque es ridículo y un poco cómico, quería que fuera algo real, que hubiera sido físicamente menoscabado de alguna manera”, comenta Menzies al volver a ponerse la casaca roja y las botas de Jack. “Además, está en un país extranjero, un país con el que los británicos están en guerra – él no tiene el control. Inicialmente, el texto escrito para él en ese encuentro era la arrogancia del Jack que conocimos en la primera temporada, y yo estaba dispuesto a cambiarle el aire de modo que fuera menos seguro y así se pudiera ver la emoción y la conexión que siente con Claire y Jamie, lo que es desconcertante. Piensas “¿cómo puede pensar así?” pero sí, siente una profunda conexión con ellos, y entonces se encuentra en una situación en la que no tiene el control y realmente lo hemos pasado por alto. Durante el resto de la serie él se encuentra en el seno del ejército británico y tiene carta blanca. Es una mezcla extraña de vulnerabilidad y el vínculo de todo por lo que han pasado.”

Black Jack Randall aparece de nuevo en la vida de los Fraser. Source.

Heughan revela que el reencuentro de Jamie y Jack resultó ser tan poderoso para él como para su personaje. “Es un gran momento, y ver su casaca roja en medio de los jardines fue, para mí, visualmente evocador y, personalmente, suscitó mucha emoción en mí porque no lo había visto desde que hicimos aquellas escenas”, dice. “Toda la idea de ese primer encuentro es que están atrapados en una situación donde realmente no pueden hacer nada… porque está el rey. Así que un movimiento erróneo, con lo poderoso que es, podría ser muy peligroso para ellos. Todo es muy contenido, pero muy interesante ver cómo Jamie aparece bastante calmado y con sangre fría, y finalmente le reta a un duelo. En ese momento, Jamie tiene el control de lo que le está ocurriendo – algo que es muy raro, especialmente en la segunda temporada  – por lo que está entusiasmado.”

El momento es especialmente excitante por la presencia del rey Luis XV, que parece deleitarse en la oportunidad de humillar a Jack – en pro de la satisfacción de Claire y Jamie.

“Luis casi intuye que es vulnerable. Es un momento muy particular, pero genial, porque es genial degradar el estado de Jack hasta donde no tenga el control”, admite Menzies. “Es una escena peculiar, enfrentarse de este modo dentro de la etiqueta de la corte francesa.”


Para estar informado al minuto de todo lo que sucede en el mundo Outlander, no te olvides de seguir a @OutlanderSpain, el Twitter del blog.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Quieres comentar algo? :)