sábado, 30 de mayo de 2015

Diana Gabaldon: unas palabras del autor. Sobre Sam, Outlander y su último episodio.

Una vez más, la autora de la saga deja claras sus opiniones desde su página oficial de Facebook. A continuación os dejo la traducción:

Hace unos 18 meses, conocí a Sam Heughan en persona. Muy majo. Tres días más tarde, sentada en un escenario con el susodicho Sr. Heughan, una fan de entre el público me preguntó cuál era la escena (de Outlander) que tenia más ganas de ver en pantalla.

Ya había estado pensando sobre esto, de hecho, porque la misma pregunta me la habían realizado desde otro panel general hacía un rato, pero el rumbo de la conversación cambió antes de que pudiera contestar. No sé qué habría contestado en ese momento, pero el caso es que me dió tiempo a pensarlo.

Y, dirigiéndome al Sr. Heughan, dije: "Espero que no te lo tomes a mal, Sheughs, pero lo que realmente quiero es verte violado y torturado"

Las risas generales de la audiencia - que obviamente, se lo tomaron como un chiste - le dieron al Sr. Heughan aproximadamente 20 segundos de gracia, los cuales son, creedme, suficientes para él. Diez para estar ahí sentado con cara atónita y 10 para pensar, y en el momento que las risas cesaron, dijo calmadamente - "Oh, es de lo que yo también tengo más ganas"

Ahora, hubo bastantes comentarios sobre esto online, la mayoría de la gente pensando que la conversación había sido muy graciosa, pero hubo otras que se preguntaron qué clase de persona era yo para decir algo así. (Y son las mismas personas que leen mis libros. Digno de mención)

En realidad, hubo varios factores que me hicieron decir lo que dije. Uno, que había conocido a Sam hacía nada, y aunque acababa de conocerle en persona, ya le conocía bastante bien desde hacía seis meses. Nos conocimos electrónicamente en Twitter al poco tiempo de haber sido elegido como Jamie, y nos hicimos amigos unos cinco segundos después.

La noche que Diana Gabaldon conoció a los dos protagonistas de Outlander. 

En el curso de esos seis meses, ya había aprendido unas cuantas cosas sobre el Sr. Heughan - una de las principales, cómo es su sentido del humor, y lo pronto que se recupera de cualquier cosa.

Así que hice ese comentario por dos razones que estaban relacionadas: 1) estaba siendo sincera. Esas escenas en Wentworth son sin duda las escenas más exigentes y difíciles de hacer para un actor y cualquier otra persona que esté involucrada, desde el guionista, al director, al director de fotografía, el cámara y el equipo - pero es el actor el que está en el punto de mira. Ver algo así de duro y difícil, hecho de la manera correcta... Sí, sin ninguna duda, quiero verlo. Y había visto a Sam actuar, sabía lo que podría llegar a hacer con un material como ese. Y 2) he visto a Sam reaccionar, y también sabía que podía hacerlo.

Fijaros en lo que hizo cuando dije eso: no perdió la compostura, no puso los ojos en blanco, ni siquiera se le notó ligeramente perplejo. Simplemente se tomó unos segundos para pensarlo y dió con una respuesta adecuada para una situación potencialmente peligrosa. ¿Os recuerda este comportamiento a alguien?

Las situaciones de estrés son las que demuestran el carácter, y sacan lo mejor de la persona que tiene lo mejor dentro de sí para dar.

Ahora, no os olvidéis que me había tirado los seis meses anteriores contestando a fans que lloriqueaban "es demasiado pequeñooooo" "su pelo no es lo suficientemente rojoooooo" "no se parece en nada a mi Jamieeeeeeee"

Ninguna de esas personas le había visto actuar, claro. Yo sí. Aun así, ¿les valía eso para que me hicieran caso y me creyeran cuando yo les decía que Sam era el adecuado para el papel? Por supuesto que no. Es mucho más divertido llorar, y agarrarte de los pelos e ir lamentándote y dejarte llevar por expectativas negativas.

Así que... entró en ese escenario como Sam Heughan, - lo cual es algo muy bueno, no hace falta decirlo - pero salió como Jamie Fraser en la mente de muchas más personas.

Y ahora estamos llegando al final de la primera temporada, y a las escenas de Wentworth. He visto al Sr. Heughan interpretarlas, y mis expectativas, que de por sí eran bastante altas (es decir, yo he estado en Wentworth, sabía lo que pasaba allí) fueron superadas en cada escena.

No quiero quitar mérito a Cait y Tobias - lo hacen increíblemente bien, y lo digo tras verles actuar en cada episodio de manera brillante. Y el último capítulo es desde luego el resultado final de un puzzle. Hizo falta que los tres lo dieran todo de sí mismos para poder hacerlo.

Pero es Jamie quien recibe toda la atención, y es Sam quien hizo lo que yo ya sabía que podía hacer, y lo hizo real. Soy totalmente honesta cuando digo que no he visto a nadie tener más coraje que Tobias y Sam para hacer lo que han tenido que hacer en este episodio. Sí, son escenas fuertes - como lo son cuando yo las escribo, y no son para todo el mundo. Pero como la gente que lee mis libros sabe, ese nivel de profundidad emocional - con sus consecuentes peligros - tiene su recompensa.

Sam Heughan y Caitriona Balfe en una de las escenas del capítulo 15 de Outlander.

Ahora, he notado que en los días previos al episodio 15, ha habido mucha gente entrando anticipadamente en estado de pánico en plan "Oh dios mío, esto es tan horroroso, ¡no creo que pueda soportar verlo!... Un momento. ¿Me habéis oído? OH DIOS MÍO, ESTO ES TAN HORROROSO, ¡NO CREO QUE PUEDA SOPORTAR VERLO! En serio, HORROROSO, <¿me habéis oído?> Va a ser HORRIBLE. Va a ser tan TERRIBLE que me voy a traumatizar, voy a quedarme tirada en el suelo abrazando a mi perro durante una semana, porque va a ser tan EXPLÍCITO, que sé que no voy a poder verlo," etc, etc, etc...

¿Os suena este tipo de discurso? Por supuesto, como diría Randall ("Su pelo no es suficientemente rojooo" "es demasiado pequeñoooo" "esto va a ser tan decepcionaaaaante")

La gente que más se quejaba, lo vió, por supuesto. Y no he visto ninguna noticia en el periódico sobre una traumatización colectiva. Lo que sí vi fue una cantidad considerable de prensa alabando el capítulo, unos análisis y argumentos sustanciosos que no se ven normalmente cuando se habla de una serie de televisión. Y creo que veréis más de lo mismo una vez se emita el final.

Y ahora, un pequeño PD. para los fans más acérrimos de los libros.

Dejar.de.mirar.el.libro. En serio, lo digo de verdad. Si veis esta parte con el libro en la mano, esperando que pase esto o lo otro, vais a terminar decepcionados, os lo aseguro.

Entre los comentarios de 'oh, va a ser terrible', también he visto muchos de gente preocupada porque '¿CÓMO van a meter todo lo que falta por contar del libro en un episodio?'

A ver, seamos lógicos, ya sabéis la respuesta a esa pregunta. No pueden. Ergo, no va a ser como en el libro. Dejad de lado la idea de que debería serlo, ese es mi consejo.

Ya habéis visto a lo largo de la temporada cómo funciona esto. Hay mucho, mucho menos sitio en una serie de televisión de 16 episodios para contar cosas, que en un libro de 300.000 palabras. y muchas más restricciones (en términos de estructura de la historia, gastos, y logística) de lo que puedes hacer con ese sitio. Han hecho un trabajo muy bueno adaptando la historia a un medio audiovisual. Pero no deja de ser eso: una adaptación.

Este episodio va a funcionar de la misma manera. Muchas de las escenas más importantes van a ser como en el libro - algunas de las escenas que tú consideras como muy importantes, probablemente no.

(¿Los que estáis deseando ver las termas naturales? Lo siento. Cuando vi a Ron en el primer visionado del primer episodio - para los compradores potenciales en L.A - me dijo que había estado trabajando ya en algunos aspectos del episodio final (en cuanto a planear los elementos básicos de la historia) y que desgraciadamente, no había manera de grabar esa escena en particular. Y luego me contó lo que pensaba hacer en su lugar)

Ahora. ¿Me decepcionó oír esto? Claro que sí. Me habría encantado verlo. Pero entendí perfectamente lo que me quería decir. Y le dije: "confío en ti"

Diana Gabaldon y Ron Moore, en una de sus muchas apariciones para la prensa. Photo credit.

Y sigo haciéndolo. Dicho eso, comentar que hubo mucha discusión sobre los cómos y por qués de lo que se incluiría en el episodio 16. No estuve de acuerdo con todo lo que habían hecho, y hablamos sobre ello. Ambas partes escuchamos y cedimos en algunas cosas. Al final, obtuve casi un 90% de lo que quería. No todo (y no voy a decir qué partes son) pero la mayoría.

Así que, si puedes dejar el libro de lado, (y no te preocupes, cuando regreses a él, todo lo que tanto te gusta, seguirá estando ahí) y ves el episodio final como algo separado... te sentirás elevado, emocionalmente satisfecho y emocionado por haber visto a mucha gente hacer un trabajo maravilloso, difícil, escalofriante, desgarrador e increíble.

3 comentarios:

  1. Qué pena que la escena del manantial no está, pero entiendo que no se puede hacer una serie completamente igual que un libro, va a ser duro ver el último capítulo pero tengo muchas ganas, me da pena que acabe la temporada, se me ha hecho cortísima, ahora a esperar otros diez meses, otra sequía Outlander

    ResponderEliminar
  2. Que duro el último capítulo.......

    ResponderEliminar
  3. admito que me encanto la serie y llore con los dos últimos capítulos ya hora tendré que leer los libros una vez mas ya que quedare en sequía amo la serie outlander mi favorita

    ResponderEliminar

¿Quieres comentar algo? :)