jueves, 19 de marzo de 2015

Entrevista a Caitriona Balfe en Vanity Fair Italia

"Olvídate de 50 Sombras"

Entrevista a la estrella de la serie de televisión de fantasía basada en las novelas creadas por Diana Gabaldon que se emitirá en Fox Life a partir del 9 de marzo. No sólo nos cuenta cómo se ruedan las escenas más calientes, sino que nos explica por qué son muy diferentes de aquellas entre Anastasia y el Sr. Grey.

ORIGINAL SOURCE -
Traducida por May


De la lluvia de Escocia a la nieve en Nueva York. Caitriona Balfe está en los Estados Unidos para rodar el nuevo thriller de Jodie Foster, Monster Money, que protagonizará junto a George Clooney y Julia Roberts. Pero en estos días, en Manhattan, el mercurio no supera casi nunca los cero grados: "No sé cómo vamos rodar, pero paciencia, es una oportunidad fantástica", dice la actriz irlandesa, de 35 años, quien disfruta de un momento de oro gracias al éxito de Outlander, la nueva serie de televisión basada en la novela de fantasía de 1991 escrita por Diana Gabaldon y se han empezado a emitir en la cadena Fox Life Italia desde el 9 de marzo.

En el show, producido por Starz ya renovado para una segunda temporada, Balfe pone rostro a la inglesa Claire Randall, enfermera casada que viaja a través del tiempo, desde 1945 hasta 1743, y se encuentra atrapada entre el amor por su marido y el que siente por un joven y apasionado guerrero escocés, Jamie Fraser (Sam Heughan). La serie, al igual que el libro, está lleno de escenas calientes entre los dos protagonistas. Huelga decir que las comparaciones con 50 Shades of Grey son un desperdicio.

Caitriona Balfe durante un momento del episodio de "La Boda", en Outlander, la serie de Starz.

Vanity Fair - ¿Le molesta?
Caitriona  - No, la prensa busca siempre etiquetas. Al principio éramos la "versión femenina de "Juego de Tronos". Pero creo que el Outlander es muy diferente de 50 Sombras.

VF - ¿Ha visto la película?
C - No, ni siquiera he leído el libro, no es de mi estilo.

VF - ¿En qué piensa que sea distinto?
C - 50 sombras explora el mundo del bondage y la sumisión, Claire y Jamie no tienen nada que ver con esas prácticas.

VF - Sin embargo, incluso ella recibirá una paliza, ¿o me equivoco?
C- Sí, pero va a ser un castigo, y debe imaginarla que en el contexto de 1743.

VF - Según algunos, Outlander es la respuesta feminista a 50 Sombras.
C- ¿De Verdad? Ciertamente mantiene siempre un punto de vista femenino. Claire es una mujer fuerte que vive su sexualidad con pasión y libertad. El sexo, entonces, no es nunca gratuito, sirve para avanzar en la historia y la relación entre los personajes.

VF - Sobre el feminismo, ¿ha escuchado la voz de Patricia Arquette en los Oscar?
C- ¡Ha estado maravillosa!

VF - ¿También usted se siente mal pagada?
C - Sí, los salarios de las actrices son siempre más bajos que los de sus colegas masculinos. Hay menos directoras y guionistas y es genial que se sepa. Sé que tengo más oportunidades que las que pudo tener mi madre, pero aún queda mucho camino por recorrer.

VF -¿Cómo es su familia?
C -Mi padre fue un sargento de la policía y mi madre ama de casa, tengo seis hermanos varones. Yo me crié en el campo irlandés y era la marimacho de la casa, siempre corriendo por los prados.

VF - Pero ha sido modelo. ¿Ha descubierto su lado femenino?
C- Sí, estudié teatro en Dublín, pero decidí tomarme un año “sabático” y me trasladé a París. Trabajar como modelo me permitió viajar y llevar una buena vida, pero luego se convirtió en frustración.

VF - ¿Por qué?
C - No era mi pasión. Quería actuar.

VF -  Su primer papel importante llegó con Super 8 de J.J. Abrams.

C - Sí, aunque en esa película no llego a hablar: Hago de la madre muerta del niño protagonista. Pero eso me convenció para volver a retomar mis estudios de actuación, así que me fui a Los Ángeles.

VF - ¿Cómo te preparaste para interpretar a Claire?
C - Leí mucho sobre el período de la Segunda Guerra Mundial, escuché música de jazz, tomé lecciones equitación y estudié el acento inglés.

VF - ¿Cómo consiguió el papel?
C - Envié una audición de video y unas semanas más tarde me llamaron para ver si había química con mi coprotagonista. Tuve suerte, Sam (Heughan) es extraordinario, y nos llevamos muy bien.

VF - ¿Cómo te has sentido ante las escenas calientes?
C - "Bueno, siempre es difícil y vergonzoso."

VF - ¿Hay un secreto para filmar la escena de sexo perfecto?
C - Una gran cantidad  de whisky.

VF - ¿Y sin contar el alcohol?
C - Pensar que estás contando la historia de amor entre dos personas, algo en lo que el público pueda identificar: el voyeurismo no es un fin en sí mismo.

VF - ¿Y los suyos que dicen de toda esta cantidad de sexo?
C – Prefiero no saberlo.


1 comentario:

¿Quieres comentar algo? :)