martes, 10 de febrero de 2015

Outlander. Una adaptación épica. Nuevo vídeo tras las cámaras.

Con motivo de la venta de Outlander a través de iTunes USA (solo para Estados Unidos) se han colgado dos vídeos tras las cámaras. Los vídeos han estado disponibles en vimeo por un breve espacio de tiempo y posteriormente retirados (como era de esperar) Así que aquí dejo la transcripción de uno de ellos. La transcripción del otro - sobre el vestuario - puedes leerla aquí.

Annete: Outlander es una aventura de viaje en el tiempo y amor y pérdida, violencia, sexo... cubre tantas cosas, es extraordinario.

Ron: Es un libro que atrae a mucha gente, es el típico libro que está en tu estantería y que te llevas alrededor de todo el mundo, y que lo lees una docena de veces.

Sam: Ha vendido 25 millones de copias de este libro, fue un best seller en el New York Times.

Diana: Las fans estaban muy contentas de que por fin alguien lo llevase a la pantalla. Siempre supe que iba a ser una novela histórica, igual que sabía que yo iba a ser una escritora, lo que no sabía era cuándo. Primero fui una científica durante muchos años y cuando cumplí los 35 me dije "en breve a cumplir 36, así que mejor empieza ya a escribir una novela". Lo que no sabía era cómo y me dije "no importa qué tipo de libro es, es para practicar, ni siquiera le diré a nadie lo que estoy haciendo, porque no va a ser para publicar". Y tras pensarlo un poco decidí que sería ficción histórica. Era una profesora de investigación, me conocía muy bien la librería, así que dije "vale, una novela histórica". Estaba buscando el lugar y el cuándo, y estaba viendo un episodio antiguo de Doctor Who en la televisión pública, y salió un joven escocés que llevaba un kilt, y me dije: "bueno, eso está muy bien". Y al día siguiente todavía seguía pensando en esto mientras estaba en la Iglesia, y me dije "bueno, ya que quieres escribir un libro, no importa en qué lugar lo establezcas, lo importante es que elijas un punto y empieces". Y me dije, vale, Escocia el siglo XVIII. Y así es como empecé: Escocia en el siglo XVIII, sin tener historia, ni personajes, nada excepto la noción de un hombre en un kilt. Era como parte de mi práctica, no se lo iba a enseñar a nadie. Pero pasaron ciertas cosas y no sólo se publicó, sino que me dieron un contrato de tres libros. Pero yo nunca dije que fuera una trilogía, simplemente dije que habría más.

Sam: Los libros de Diana son fantásticos, todos estos personajes, cada uno con tanta historia de fondo ,que se desarrolla más y más en cada libro.

Diana: Esta serie de libros se ha convertido ahora en una serie de televisión, lo cual es absolutamente lo mejor que podría haber pasado, y estoy muy agradecida de que haya sido así. Mucha gente ha intentado durante años y años y años a hacer de esta novela una película y, francamente, no se puede hacer. La historia es demasiado grande, demasiado compleja, todo muy entrelazado.

Matt Roberts: Querer hacer una película de dos horas no le haría justicia. Necesita ser una serie de televisión, necesita ser episódica, necesitas ver todos los pequeños detalles tan ricos que Diana ha creado.

Annete: Starz ha sido capaz de crear una serie y ver todo lo que se necesita para hacerla perfecta. Ron tiene muy buen gusto, ha trabajado con Diana hasta que el argumento de la serie, los actores elegidos, todo encajaba con su trabajo original.

Ron: Mi relación con la serie empezó hace unos años. Estaba cenando con mi mujer Terry y mi productora y socia Maril Davis en Vancouver. Estábamos hablando de futuros proyectos potenciales y resultó que las dos eran muy fans de estos libros, pero nunca habían hablado de ello. Así que me leí el libro y la verdad es que el personaje central es fascinante. Para cuando terminé estaba convencido: "vale, sí, lo entiendo. Podemos hacer una temporada de televisión de esto y además hay otros 8 libros, lo que significa más temporadas posteriores". Eso me gustó. Así que vamos a ver qué pasa con los derechos. Una vez que conseguimos los derechos, lo primero que hicimos Maril y yo, fue volar a Arizona, que es donde vive Diana, y pasamos un fin de semana con ella, simplemente hablando del proceso de adaptación, mis ideas, lo que cambiaría, lo que seguiría igual, y le dije que me comprometía a ser tan fiel a los libros como pudiera.

Diana: Lo que me dijo fue: "este es el libro preferido de mi mujer, así que no tengo ninguna intención de estropearlo"

Ron: La relación entre un autor y sus lectores es diferente que la relación entre la televisión y la audiencia.

Diana: La adaptación es libre, pero también muy respetuosa, sin tener miedo de hacer lo que sea necesario para que sea una buena adaptación visual.

Maril: Estos libros son muy largos, tienen mucho material, incluso aunque tengamos 16 episodios, es un montón de material que hay que meter en los guiones. Ron y yo nos encargamos de reunir al equipo de guionistas de manera que la mitad de ellos habían leído los libros antes de empezar y la otra mitad no, para que así tuviéramos las dos perspectivas.

Diana: Eso le dio una nueva dimensión. Los actores, las locaciones, los guiones... se puede reconocer a mi Outlander, pero al mismo tiempo hay una sensación de descubrimiento y de novedad, lo cual es maravilloso.

Caitriona: Es un poco intimidante, porque es, no sé, este mundo que es tan grande, que ha creado. Todavía siento que estamos nada más que empezando. Diana nos ha apoyado desde el principio y es como una fuente de recursos a la que acudir.

Sam: Es el principio del viaje, es cómo cuando estás al principio de los libros de Diana. Vas leyendo Outlander o viendo la serie y crees que conoces a los personajes, pero para cuando llegas al libro número 8, son completamente distintos, han pasado por muchas cosas. Así que estamos al principio del viaje.

Ron: Estamos muy emocionados por ser parte de esto. Es mucho trabajo, en mucho para adaptar y mucha gente que estaba muy emocionada y muy ilusionada por ver esta serie, y todo el mundo tenía la sensación de que no hay un montón de gente ahí fuera y no queremos decepcionarlos.

Diana: Ron es una persona excepcional tanto a nivel personal como creativo, y la producción no podría estar en mejores manos que las suyas.

Ronald D. Moore junto a Sam Heughan en un momento del vídeo. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Quieres comentar algo? :)