martes, 23 de septiembre de 2014

Ronald D Moore y otros hablan sobre la boda en Outlander

Una de las mayores influencias en el episodio de la tan esperada noche de bodas de Outlander, ha sido un matrimonio real: el del productor ejecutivo Ronald D. Moore y la diseñadora de vestuario para la serie de Starz, Terry Dresbach. No sólo hay ecos de su romance en la vida real en algunos de los diálogos, sino que la estructura del episodio fue determinada en parte por sugerencia de Dresbach. "Tengo un poco de influencia en mi marido", dijo en una reciente entrevista con Vulture.


Dresbach dijo que hizo algunas de sus sugerencias, "probablemente mientras estábamos sentados en la cama", cuando él comenzó a trazar el episodio. "Podríamos empezar a hablar a las 10 de la noche", recordó, "y a la 1 de la mañana, cuando las luces ya estaban apagadas, todavía podíamos estar discutiendo, con uno de nosotros diciendo a lo mejor, 'No, ¡Jack Randall no haría eso!". Para este episodio en concreto, su principal discusión se centró en la cantidad de historias no relacionadas con la boda que deberían estar presentes, porque según Moore, se podían mezclar otras historias. "Así que le dije: 'No, ¡la noche de bodas tiene que ser un episodio completo y nada más! No puede ser Jack Randall y la boda. Tiene que ser solo la boda''", dijo Dresbach.

Las sugerencias de Terry se basaban en cómo se presenta la noche de bodas en el libro. "En el libro, estás con Jamie y Claire a lo largo de toda esa noche de encuentros y conversaciones y dudas y todo lo demás", dijo la autora Diana Gabaldon. Pero Moore sabía que representarla de esa manera no funcionaría en la televisión. "Es una única, larga noche", dijo Moore. "En el libro, es bastante lineal, y es un montón de historia, un montón de estar conociéndose, con la primera relación sexual, la segunda, la tercera... Pero es demasiado tiempo, de la noche a la mañana. E episodio se convertiría en una noche muy larga, atrapados en esa habitación". Y Gabaldon estuvo de acuerdo con él. "Hacer eso en un contexto visual sería bastante monótono", dijo.

Claire y Jamie al comienzo de su noche de bodas. Photo Credit.

Así que Moore y la guionista, Anne Kenney, se dedicaron a tratar de encontrar un equilibrio adecuado para el episodio, que se apoyó en gran medida en la noche de bodas, pero también avanzó otros elementos de la trama. Decidieron abordarlo con una estructura no lineal, por lo que empezaron con la boda ya terminada y con los novios en la habitación nupcial. "El público seguro que iba a decir, 'Oh, ¡mierda! ¡Nos lo perdimos!'", explicó Moore. "Las fans del libro estarían  '¡¿Qué?!'" Y a partir de ahí, se les ocurrió la idea de hacer retrocesos en la historia, tanto para crear un sentimiento de anticipación de la boda en sí, como para romper las escenas de habitación, "por lo que no se sentiría demasiado claustrofóbico, estando en la habitación todo el rato con los dos personajes solo hablando y teniendo relaciones sexuales", dijo Moore.

"La estructura es simplemente genial", dijo Gabaldon, sobre las interpolaciones de flashback colocadas entre las conversaciones de la pareja y los interludios sexuales, incluyendo las historias del vestido, el anillo y la boda en sí. "Jamie le pregunta a Claire, '¿Realmente recuerdas algo de tu boda?' ¡porque ella tiene tal resaca!" Gabaldon se echó a reír. Con los flashbacks así puestos, Moore fue capaz de "dejar que el sexo se desarrolle naturalmente", dijo. "Tenía una manera de romper un poco la tensión, salir de la habitación y luego volver"

Dresbach estima que a una sola persona, le habría llevado unas 3.000 horas hacer el vestido de boda de Claire, porque el bordado de las tiras de metal había que hacerlo a mano. De hecho, su equipo tardó en hacer el vestido unos tres o cuatro meses, desde el diseño del concepto, hasta el final. Con el contratiempo ademas, de tener que volver a diseñarlo una vez que hicieron el decorado del capítulo, porque Dresbach quería que el vestido contrastase con la madera oscura y el ambiente claramente masculino de la habitación. "Quería que el espectador sintiera que si soplaba lo suficientemente fuerte, las ropas se irían flotando", dijo. "Quería que el espectador quisiera extender la mano y tocarla."

Además, Moore también quería retrasar el momento en el que Claire se desnudase, creando así más expectación para su primer encuentro sexual con Jamie. "La primera vez que él toca su pecho, ese es un gran momento", dijo Moore. "La primera vez que ella le toca el trasero, ese es gran un momento. La primera vez tiene que significar algo." Por eso era importante que llevara puesto el vestido el mayor tiempo posible, y por razones de un cambio de mentalidad, también. "Ron y yo vemos mucha televisión, donde hay mujeres medio desnudas todo el rato, es como 'ahí van otro par de pechos', y al final se convierte en muebles", dijo Dresbach. "La sensualidad se pierde. Pero esto era romántico y sexy."

Bueno, menos el primer encuentro sexual, tal vez. "Es un poco, 'Hey, vamos a hacerlo de una vez'", se rió Moore. "Es un poco brusco, un momento 'Oh, Dios mío, ¿ya está?'" La brevedad, por supuesto, tenía que reflejar que su matrimonio se había producido por razones legales; y también sirvió para recordarnos que Jamie era virgen. "Él nunca ha estado con una mujer de esta manera," dijo el actor Sam Heughan. "Ella es una mujer con más experiencia, es muy fuerte y sabe lo que quiere, y él es un chico virgen. Así que la primera vez, por supuesto, va a ser increíble."

Sam Heughan (Jamie) y Caitriona Balfe (Claire) se han hecho muy amigos. Photo Credit

Aunque esas escenas marcaron la primera vez que los personajes tenían relaciones sexuales juntos, los actores que interpretan a Claire y Jamie ya habían rodado otra escena de amor - una escena más intensa que no vamos a ver hasta el episodio nueve, cuando Outlander regrese de su pausa. (Esto sucedió debido a la logística en relación con los platós y los lugares. NdT: todo lo que sucede en el castillo de Leoch se grabó junto, antes de desmontar ese plató, y esta escena de la que habla sucede en el castillo) "Fue genial, porque cuando grabamos las escenas de la noche de bodas en el episodio siete, Sam y yo ya nos habíamos hecho muy buenos amigos, y ya habíamos construído esta especie de conexión entre nosotros, lo cual ayudó mucho", dijo Caitriona Balfe.

Lo que probablemente no ayudó, sin embargo, fue lo caliente que estaba la habitación. "Era como una sauna!" ríe Balfe. "Una vez que están todas las luces, sube mucho la temperatura y es bastante insoportable." Incluso cuando no llevaban mucha ropa, incluso cuando todo lo que Heughan llevaba puesto era su "parche de la modestia" en sus partes íntimas. "Creo que lo perdí en un urinario", recordó. "No fue mi mejor momento, tener que decirle a todo el mundo lo que me había pasado. ¡Pero encontré otro!"

Moore decidió no tener desnudos frontales en el episodio, pero eso no significa que no los habrá en otras escenas futuras de los recién casados​​. "Sentía que no es de eso de lo que trata la noche de bodas, así que no lo hicimos", dijo. "Se trata más de llegar a un lugar emocional. Mientras van hablando, algo comienza a desarrollarse, una atracción sexual más profunda para el segundo encuentro, y al final, claramente, ella se está enamorando de él."

Aún así, Claire lucha para no ceder completamente a sus sentimientos por Jamie, porque siente como si estuviera traicionando a su (otro) marido, Frank. "Es un momento muy complicado, porque la están obligando a casarse con Jamie contra su voluntad", dijo Balfe. Por lo tanto, la primera vez que tienen sexo, se siente culpable. La segunda vez, está más relajada. "Y en la tercera vez, realmente es como si se comprometieran el uno con el otro", dijo. "Se ve cómo su relación se desarrolla en el espacio de una noche, cómo van enamorándose."

"Lo que sucede en la noche de bodas, es el corazón de la serie", dijo Moore. "Creo que las parejas lo van a disfrutar, porque no es ni una fantasía sexual masculina, ni tampoco es una romanticona fantasía de rompe-corsés. Se siente como algo de verdad. Se siente como, 'así es como sucede.'"

Terry Dresbach (diseñadora de vestuario) y Ron D. Moore (productor ejecutivo de Outlander) Photo Credit.

Un momento que hizo que Dresbach se emocionase, es cuando Jamie describe el momento en el que ve a Claire en la ceremonia de la boda. Él dice que cuando la ve por primera vez, es como si estuviera en un día nublado, y de repente saliera el sol. "Es precioso," nos dijo, "y es lo primero que Ron me dijo en su momento, aparte de '¿Qué traje estás haciendo ahora?' Esto fue cuando estábamos trabajando juntos en la serie Carnivàle. Y cuando lo vi en el capítulo, se acabó. Me puse a llorar, fue muy romántico. Era un homenaje a nosotros".





4 comentarios:

  1. Hola!!!
    Soy admiradora de los libros de Diana Gabaldon y acabo de descubrir este blog y que han hecho serie!!! Que alegria me he llevado!! ¿Sabeis cuando se va a estrenar la serie en España?
    Muchas gracias!!!
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Busca en internet,yo la veo en el pc

      Eliminar
  2. Dios mio este capítulo ha sido épico mejor de como me lo imaginaba leyendo el libro realmente Ron Moore ha hecho un gran trabajo bueno y su mujer también xD son extraordinarios. Sam y Cait han superado realmente todas mis expectativas tienen una química increible que realmente se plasma en la pantalla.
    No sé que va a hacer de mi vida tras el parón.
    Muchas gracias por las traducciones porque antes usaba el google traductor y a veces era en plan "esto no tiene ni pies ni cabeza" así que eternamente agradecida por vuestro trabajo

    ResponderEliminar
  3. Me gusto mucho el capitulo y yo no soy fan ni he leido sus libros,asi que mi punto de vista no esta contaminado por las novelas,pero corroboro lo dicho bien rodado y ellos tienen quimica base principal para que su noche de bodas sea excitante y creible.
    La serie ha ido creciendo y por ahora me engancha y peron por la expresion pero tengo el trasero con callos de ver series.
    Un cordial saludo a la creadora del blog que es muy bueno

    ResponderEliminar

¿Quieres comentar algo? :)