viernes, 5 de septiembre de 2014

Ronald D. Moore habla con Vulture sobre Outlander


Traducido por @mangelesnane.


Es posible que los fans de la ciencia ficción se sientan atraídos por cualquier nueva serie que lleve las palabras “Del Productor Ejecutivo Ronald D. Moore.” Pero los adictos a Battlestar Galactica que se acerquen a Outlander y que no estén familiarizados con los libros de Diana Gabaldon en los que se basa la nueva serie de Starz, deberían saber lo siguiente: a pesar de la estratagema del argumento de un viaje en el tiempo, la serie no es ciencia ficción. 

El argumento trata sobre una mujer británica de 1945 llamada Claire Randall que, durante una segunda luna de miel en Escocia, viaja al pasado, al año 1743, donde se encuentra a un malvado Casaca Roja - antepasado de su marido - y se une a un clan de lugareños escoceses. Moore se refiere a la serie como una fantasía mágica. 

“La ciencia ficción es sólo un trozo de una época diferente,” dijo Moore a Vulture frente al almuerzo en un restaurante mexicano durante una reciente visita a Nueva York. “Es un período del futuro, y esto es un período del pasado.” 

Habló con nosotros sobre lo que Outlander tiene en común con Juego de Tronos, por qué no seleccionó a nadie de Battlestar Galactica, y qué hay bajo su kilt.

Así que has iniciado una tendencia de moda: hombres vestidos con kilts en los eventos de Forastera.

(Risas). ¿De verdad?, eso es estupendo. Esa era la idea. Tengo cuatro kilts ahora, pero no puedo llevarlos todos los días, especialmente si voy a entrar y salir de coches o sentarme en sillas.

¿Llevas el kilt, um..., a la manera tradicional?
Sólo hay una manera de averiguarlo! (sonrisas) Lo llevo a la manera tradicional.

Eso debe hace las cosas más fáciles cuando la naturaleza llama, que es algo que vamos a llegar a ver en la serie sobre los escoceses del siglo XVIII. 

¡Sí, más accessible! (Risas) Puedes ver en el segundo episodio, sin embargo, lo compleja que es la vestimenta femenina. La escena del vestido duró sus buenos 20 minutos al principio, desde el vestido hasta la enagua y el corsé. ¡Es mucho más fácil quitarlo!

Hay muchos detalles curiosos de la época como este. Pero la serie no es estrictamente ficción histórica, hay un viaje en el tiempo, romance, aventura. ¿De qué género es?

Yo lo llamaría fantasía mágica. No es ciencia ficción, porque no tiene una base tecnológica. El viaje en el tiempo tiene que ver con las fuerzas de la naturaleza, y se desarrolla dentro de la estructura del universo. Y el viaje en el tiempo será más grande después. Pero por ahora, vamos a ocuparnos de una temporada cada vez, y en lo que se refiere a la primera temporada, es sólo un aspecto misterioso e inescrutable de la serie. Claire no comprende cómo funciona. Sólo espera poder volver a su propio tiempo. Y nosotros no lo explicamos realmente, así que la audiencia no lo sabrá tampoco, ¿son algo mágico, las piedras erguidas?, ¿un artefacto extraterrestre? No les damos ninguna pista en ninguna dirección en concreto. Me voy a servir (coge unas patatas fritas). 

Parte del placer de hacer una serie como esta, o Battlestar, o Star Trek, es que creamos un mundo que no existe. Aquí tenemos un mundo completo que existía, y que ya no está. Y la gente puede perderse en los detalles, las costumbres, la ropa. Hay un mundo entero de detalles. Una serie del tipo de Juego de Tronos es más fantasía, porque han creado paisajes completos y edificios que no existen, pero esto es mucho más funcional. Nosotros construimos platós funcionales. No hemos tenido un solo día de pantalla verde. Este es el mejor guacamole que he probado en meses, por cierto... 

Ronald D. Moore. Photo Credit.
Aunque Forastera tiene unas cuantas cosas en común con Juego de Tronos. Para el Castillo de Leoch de ficción, estáis utilizando la misma localización que ellos utilizaron para Invernalia, el Castillo Doune en la realidad.

El patio, ¿cierto? Cierto, cierto, cierto. ¡También aparece en Monty Python y el Santo Grial! Si vas allí en un día turístico, te encuentras a gente gritando párrafos de Monty Python, y puedes comprar los cocos en la tienda de regalos. Con suerte, cuando esto acabe, venderán nuestros productos en la tienda de regalos. Es casi imposible rodar dentro del castillo, sin embargo. Demasiadas restricciones. No puedes colgar luces. Incluso en el exterior, el patio, ¿dónde teníamos las pequeñas estructuras y la herrería? No te dejan anclar nada en el suelo. Todo tiene que poder levantarse. Eso hacía todo muy complicado. Esta es probablemente la producción logísticamente más complicada que he hecho, como serie que hay que producir día a día. Cuando tienes una base, confías mucho en esos platós permanentes, el CIC en Battlestar, el puente en Star Trek, o el apartamento de alguien, o la comisaría de policía, o el hospital, cualquiera que sea la base. Normalmente es el sitio al que puedes ir para ahorrar tiempo, dinero y energía, porque todo el mundo está familiarizado con él, y hay cierto alivio, Ok, vamos a volver. Y en esta serie no es así. Cada episodio es como su propia película. El episodio cinco es exterior, el campo grande y amplio. El episodio seis es como un juego de dos. El resultado es que tienes que reinventar la serie constantemente, y cualquier lección que hayas aprendido la semana pasada no te servirá en esta
semana, porque estás en un sitio completamente diferente con nuevos personajes, nuevas localizaciones.

Otra conexión con Juegos de Tronos: Tobias Menzies, alias Edmure Tully, tiene un doble papel como Frank, el marido de Claire y su antepasado con el corazón de piedrak Black Jack.

Teníamos que encontrar a alguien que pudiera interpretar los dos papeles sin hacer una caricatura de ninguno. Le dije a Tobías en nuestra primera reunión que estaba interesado en encontrar algo similar entre ambos, un lazo, un eco, y Tobias lo hizo con cosas muy sutiles, como el modo en el que se mueve físicamente. Recuerdo ir a los vestuarios al principio, y verlo con el sombrero de fieltro y el abrigo haciendo de Frank, y volver más adelante, y verlo con su casaca roja haciendo de Jack, ¡y era una persona diferente!

Tendrá que llegar a sitios bastante oscuros como Black Jack, si os mantenéis fieles a los libros.

Los libros son libros adultos, y tratan temas adultos. Hay pasajes muy gráficos en ellos. Hay sexualidad en ellos. Queríamos llegar a un sitio en el que desarrollar el libro tan fielmente como pudiéramos sin discutir constantemente sobre los contenidos con la cadena. Y la televisión de pago por cable nos permite hacer lo que queremos hacer. Cuando estaba leyendo el libro por primera vez, podía verlo como una serie en mi cabeza, porque realmente no puedes dejar de leer. Me sumergí en su mundo. Te empuja a querer saber qué ocurre después. Yo creo firmemente que los espectadores no te sintonizan cada semana por las historias tanto como por seguir a gente que les ha enamorado. Y de esa manera, Claire, la mujer que está en el centro de todo esto, te empuja dentro de la historia. Ella es los ojos de los espectadores. Aunque es de los años 40, sigue siendo un personaje moderno, una mujer moderna reconocible para nosotros, y nos está llevando a un mundo desconocido. No tenemos que decir “aquí tenemos una visión genial del s.XVIII”, porque tenemos a un personaje moderno llevándonos a un mundo desconocido, y es también desconocido para ella, como “Oh, Dios mío, ¿cómo va esto?” Así que nosotros también hacemos ese viaje. Y el truco está en cómo lo hacemos. Los detalles del argumento están disponibles para cualquiera que quiera encontrarlos. Lo único que tenemos para sorprender a la audiencia, a la gente que realmente conoce los libros, es cómo lo hacemos. 

Como en el caso de la escena del exorcismo hace algunos episodios, que contribuye a fundamentar las tensiones generadas por la aparición de Claire en este mundo. O las escenas extra con un importante personaje del libro llamado Geilis Duncan. 

A veces sabemos lo que va a pasar a continuación y es fácil caer en la rutina de “Va a pasar esto”, pero lo que quieres es sentarte y decir “¡Espera! ¡Esto no me lo esperaba!”. Incluso puedes asustarte de vez en cuando y pensar “¿Realmente van a cambiar esto?” Así que cuando conoces a Geillis, te empiezas a dar cuenta de que hay algo misterioso en ella, y me gusta que los espectadores se pregunten “¿Se encarga ella de las piedras? ¿Es una bruja? ¿De qué va este universo? ¿Cuáles son las reglas?” Pero nos detenemos en ello sólo un poco, porque yo no quería que esto se convirtiera en una serie de fantasía. Escondemos la carta en la baraja, y dejamos que la audiencia se pregunte si esa es la dirección que vamos a seguir, así que con suerte, cuando la historia se revela, es una pequeña sorpresa.

¿Tuviste la tentación de utilizar a gente con la que trabajaste previamente en Battlestar para alguno de los papeles?

¿Quizás en conversaciones tempranas? Pero no, en serio. Creo que no caímos en la tentación porque dijimos inmediatamente que era mejor trabajar con actores que no se identificaran con ningún otro papel para que no trajeran nada con ellos y pudieran entrar en el proyecto totalmente formados y se pudieras aceptarlos como
personas independientes.

Ron Moore y Diana Gabaldon, autora de la saga Forastera, durante la Comic Con. Photo Credit.

Te tomaste un descanso para ir a la Comic-Con y luego a Nueva York, pero todavía estás rodando, ¿cierto?

Todavía estamos rodando. Una vez que acabemos a finales de septiembre, si tenemos una segunda temporada (NdT: la entrevista se realizó antes de saber que Starz había renovado para una segunda temporada), los guionistas empezarán a trabajar en los guiones y la postproducción continuará. La temporada se divide en dos, y aún no tenemos fecha para la segunda parte. Pero diseñé la historia con un parón natural de mitad de temporada, así que terminamos el episodio ocho con un final lleno de suspense. Claire estará en las garras de Jack Randall y te preguntarás “¡¿Qué va a pasar ahora?!”



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Quieres comentar algo? :)