domingo, 14 de septiembre de 2014

El reparto de Outlander discute la actitud de BJR con Variety.

El sexto episodio de "Outlander" ha resultado ser el más intenso y desgarrador hasta la fecha - algo notable, teniendo en cuenta que gran parte de la hora se centra en dos personajes sentados en una mesa y hablando. El juego del gato y el ratón entre el Capitán Jack Randall (Tobias Menzies) y Claire Beauchamp Randall (Caitriona Balfe) tomó una serie de giros inesperados, algo que el co-protoganista, Sam Heughan admitió que estuvo "encantado de ver" desde el punto de vista del público, comentando a Variety en una conversación ocurrida durante el mes de julio en la San Diego Comic-Con que "yo estaba en ascuas; viendo cómo todo va dando vueltas en su cabeza todo el tiempo ".


Artículo por Laura Prudom 

Variety estuvo en el estudio cuando se rodó parte de esa intensa escena - comenzando con la reunión de Claire y Lord Thomas - en un día que cubriría 11 páginas del guión. Balfe reveló que habían estado rodando hacia atrás y hacia adelante durante tres días, y que aún les quedaba el cuarto por rodar. "Es un momento muy esperanzador [cuando conoce a Lord Thomas] y luego Jack Randall viene a frustrarlo todo. Pero es genial porque es un verdadero cara a cara. Se la pasan yendo el uno a por el otro, imposible evitarlo", se rió. "Eso es lo bueno de Claire, simplemente no puede dejar de devolverlas cuando se las tiran, siempre lucha. A veces no es lo más inteligente, pero lo hace muy interesante. Además, muchos de los actores de esas escena - los casacas rojas - eran nuevos en el rodaje, lo que aportó una dinámica nueva y diferente a la que estoy acostumbrada. Normalmente estoy con todos los highlanders peludos - así es como los llamamos - así que fue genial porque por fin estaba con el "bien hablado" pueblo británico. Y es estupendo porque ella piensa que por fin se va, pero después todo se va al garete".

Cuando nos pusimos al día unos meses más tarde en la Comic-Con, Balfe admitió que al filmar el episodio "sentimos como si estuviéramos haciendo una obra de teatro, porque es una escena muy larga." Aunque en un principio se había planeado más movimiento y enfrentamientos más abiertos, finalmente actores y director optaron por mantener la confrontación contenida. "Son simplemente dos personas que se sientan y hablan, y está muy bien que lo hiciéramos así. Para mí, era una escena muy intensa; en primer lugar, Claire ve la conexión con [su marido] Frank, algo físico que ha tenido y tocado ... Siente como que tiene que ser capaz de ver a través de esta persona, llegar hasta él", explicó.

Tobias Menzies es el malévolo Capitán Black Jack Randall. Photo credit.

Por desgracia, justo cuando Claire piensa que ha encontrado una chispa de humanidad en el antepasado ​​de su marido, este le da un puñetazo en el estómago (literalmente), dejando en shock tanto a Claire como al público.

"Es un gran giro, en mi opinión", dijo Menzies en la Comic-Con. "Viéndolo, me había olvidado por completo de que la golpeo justo en ese momento - con esa gran y amplia sonrisa, no me acordaba de haber hecho eso. Es un gran momento. Piensas, 'oh guau, ha conseguido llegar a él,' y entonces entiendes que todo ha sido un engaño y es desgarrador ".

Aunque el personaje de Heughan, Jamie Fraser, sólo aparece en dos breves escenas en el episodio, ambas eran fundamentales. La primera, su brutal flagelación a manos del capitán Jack Randall, lo que es, en muchos sentidos, el catalizador que impulsa todo lo que viene después - incluyendo la decisión de que él y Claire deben casarse para protegerla del bárbaro capitán.

Del rodaje de la escena en la que el Capitán Randall azota con el látigo a Jamie, Heughan recordó: Fue un trabajo difícil de hacer. Hacía mucho frío - creo que fue en febrero, tuve todo el rato al equipo de maquillaje trabajando en la sangre, mientras yo estaba esposado y casi colgando del poste... Tenía muchas ganas de ver a Jamie en esa escena, pero no. Tobias, que se metió de lleno, fue maravilloso. Me encanta la parte en que se resbala en el barro, y cuando la espalda empieza a desollarse. Tenía que ser muy visceral, porque hay un guardia que se desmaya, por lo que tenía que ser una escena épica, además de la razón por la que Jamie tiene todas estas cicatrices en la espalda y que se convierten en su motor. Estoy muy feliz de que el resultado fuera tan bueno".

Menzies estuvo de acuerdo, "Fue una mezcla de las dos cosas: sentimientos muy intensos y también una parte muy técnica - hubo mucho tiempo en el que estaba simulando azotarle con un objeto de madera en la mano y sobre el que se añadiría CGI más tarde, y momentos en que Sam había sido sustituido por un objeto de plástico al que yo golpeaba. Principalmente, se trataba de una proposición física, que tenía que ser un muy visceral, un despliegue de maldad. Era importante porque es un conductor a lo largo de la historia, es algo a lo que Jack se remite muchas veces, algo que ha marcado a Jamie para el resto de su vida. Sus vidas no serán las mismas después de esto, por lo que sentía que era muy importante hacerlo bien, transmitir lo extraño, la manía de Randall, o lo que fuera que supuso para él. Definitivamente es un día en el que tuvimos que involucrarnos totalmente con lo que estábamos haciendo ".

Aunque muchos actores podrían haber tenido problemas para mantenerse metidos en el personaje en medio de este tipo de trabajo tan técnico, Menzies admitió: "Me parecen más fácil de interpretar esos trocitos de actuación que las pequeñas escenas donde charlas sobre el té o algo así, ya que basta con sumergirte en el personaje y comprometerte con él. Son sin duda los días por los que elegí ser actor, para enfrentarte a ti mismo y hacer que esas escenas sean creíbles".



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Quieres comentar algo? :)